miércoles, 3 de febrero de 2016

Rutina capilar para cabello tratado químicamente

 
 
 
 
 
 
 
 Hola coquetas!
 
Las que me seguís por mis redes sociales ya habéis visto mi cambio radical de look. He pasado de un castaño oscuro a un rubio dorado a la altura de un tono 9 ( de los más claros de la paleta de colores en peluquería).
Como se que me vais a preguntar el tono exacto os diré que es un 9.02 de la firma Intercosmo y que el cambio lo he realizado en una peluquería. El tono 9 es un rubio claro y el 0,2 es de subtono ceniza.
Mi pelo contiene mucho pigmento, por lo que necesito productos y coloración con este subtono, que aunque no consiguen que mi rubio sea ceniza, sí que controlan el acabado naranja feo del que todas las morenas huimos cuando aclaramos unos tonos la melena.
El resultado ha sido el que veis. Un rubio dorado bastante clarito para lo que estoy acostumbrada.
 
A este cambio debo sumar el hecho de que hace un par de meses sometí a mi pelo a un tratamiento de keratina alisante, por lo que debo extremar los cuidados, ya que es un cabello tratado químicamente tanto por el tratamiento como por la decoloración.
 
Desde hace un par de años, tomé conciencia real de que los productos normales que compramos en cualquier supermercado, no le aportan al cabello nada de lo que prometen. Se limitan a dejar el pelo limpio y si me apuras, suave. Una suavidad que no se debe a una reparación del cabello sino a agentes suavizantes como las siliconas que contienen.
Desde entonces utilizo productos de gama profesional que voy alternando y cambiando según la necesidad de mi pelo.
 
En el post de hoy, comparto con vosotras mi rutina capilar actualizada.
 
 
 
 

 
 



Lo primero en toda rutina... el champú.
Cuando me hice el tratamiento de keratina, me aconsejaron utilizar productos específicos para su mantenimiento, y así lo hice.
Las características que tiene que tener un champú para el mantenimiento de la keratina es que no tenga sulfatos, ni siliconas, ni parabenos, ni sales.
Este tipo de productos suelen ser de precio elevado y contienen poca cantidad. Los primeros que compré fueron de la firma Alfaparf, que es la misma que el tratamiento de peluquería, pero lo cierto es que notaba que no limpiaban en profundidad el pelo, por lo que tenía que lavármelo casi a diario el champú duró lo justo. Así que investigando di con este combo de champú y mascarilla de la marca Salerm, también profesional  pero mucho más asequible y con más cantidad de producto; además con todas las características que os he comentado.
Noto que el champú limpia mejor el pelo a pesar de no tener sulfatos (detergentes), por lo que si sumamos esto al precio que ronda los 7 euros el champú y 12 la mascarilla,  y los 500 ml que contienen, el balance es muy bueno.








Los productos que me han cambiado radicalmente el pelo han sido el aceite de tratamiento de Moroccanoil y el acondicionador Blonde Idol de Redken. Este último es lo que utilizo para matizar el color y mantenerlo lo más bonito posible.
Los utilizo mezclándolos de la forma que veis en la imagen. Una porción de mascarilla con pigmento plata de la firma Nirvel, dos gotas de aceite y una dosificación de matizador, mezclado y aplicado en el pelo ligeramente húmedo, casi seco. Lo dejo actuar durante el tiempo máximo que puedo y después lavo mi cabello de forma habitual.
El cabello queda nutrido, suave, con la cutícula totalmente cerrada... Espectacular...






 
 
 
 
Por último utilizo el producto 10 en 1 Uniq one. Es un acondicionador sin aclarado que aporta diez propiedades al pelo, entre ellas brillo, suavidad, desenredado fácil, y sobre todo y lo más importante para mí, protección contra los aparatos de calor.
Llevo años usándolo y me encanta tanto por su función como por su olor (ya sabéis que soy muy de olores y me fijo mucho en ese detalle).
 
 
Se que son bastantes productos y que es una inversión grande, pero mi pelo ahora mismo lo necesita y si probáis productos de calidad os aseguro que os merecerá la pena y lo notaréis muchísimo.
 
 
 
Muchos besos y gracias por leer!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario