domingo, 7 de agosto de 2016

Corrección de ojeras problemáticas




Hola coquetas!
Seguramente muchas de vosotras estabais esperando este post como agua de mayo; aunque tengo que decir que la corrección de las ojeras es un tema complicado en el que cada una de vosotras tiene que encontrar su combinación perfecta y la manera de aplicación que mejor le va. El contenido de este post es algo orientativo para que sepáis por dónde tirar si tenéis una ojera problemática.
  
Hablo de combinación,  porque siempre tendemos a querer conseguir un efecto impecable con un solo producto, y esto pequeñas mías, es prácticamente imposible. Nunca quedará igual de bien y por supuesto nos frustraremos mucho más al no encontrar "el corrector perfecto".
En este punto hay que dejar claro que una corrección tan importante es imposible sin que las líneas de expresión se acentúen un poquito. Incluso sellando con polvo muy fino.
En muchas ocasiones cuando recurrís a mí para un trabajo de maquillaje suelo tardar más en haceros ver que hay cosas que son incompatibles y que todo no se puede conseguir, que en maquillaros. Por ejemplo las chicas que tenéis manchitas y queréis que se cubran del todo pero a la vez queréis naturalidad, no soléis entender que una cobertura total siempre va a ser evidente y que debéis elegir entre una cosa u otra, o llegar a un término medio.
Si queréis neutralizar al máximo la ojera, debéis tener en cuenta que vais a necesitar al menos dos o tres productos y que esto, va a marcar ligeramente las líneas que podáis tener, por mucha calidad que tengan los correctores. Si por el contrario os preocupa la línea de expresión, podéis optar por un solo producto hidratante y sellar con un polvo muy fino, pero nunca vamos a conseguir la corrección total si tenemos una ojera oscura y pronunciada.


Dicho esto os doy unos pequeños pasos o trucos para aquellas que tengáis la ojera muy oscura, sobre todo las que tornan a un tono marrón o tenéis manchitas en el contorno de los ojos. Me gustaría haber podido coger a alguna modelo para las imágenes porque la verdad es que yo no tengo problema con la ojera, pero me ha sido imposible. Os enseño paso a paso en mí y os explico cómo adaptarlo.

Primero hidratamos obligatoriamente la zona con crema específica de ojos. Recomendable que sea  muy hidratante para que la zona esté jugosa y se mantenga lo más confortable posible a lo largo del día. (Muchas de vosotras utilizáis productos ultra cubrientes y muy secos sin hidratar previamente. Me quiero tirar de los pelos).

A continuación entran en juego los precorrectores, es decir, neutralizadores de color. Podéis encontrarlos tanto en firmas de alta gama (Bobbi Brown) como en low cost (Max Factor) . El caso es que en concreto el tono salmón neutraliza la ojera de color marrón  y el amarillo neutraliza las ojeras violáceas.
Yo para trabajar tengo la paletita que veis siempre en todos los vídeos y con ella voy haciendo mezclas según el tono de la ojera.  Como veis realizo una mezcla del corrector naranja con uno de los iluminadores más claritos para conseguir un salmón muy suave. Según la oscuridad de la ojera tendríais que buscar un corrector con más pigmento naranja o menos.





Mi ojera sin maquillar



Aplico el precorrector salmón justo en las zonas donde hay más oscuridad, y difumino. El punto interno del lagrimal es sumamente importante para conseguir un efecto despejado y descansado de la mirada.


Tras difuminar como veis la oscuridad de la ojera es prácticamente inexistente. En mi caso no ha sido complicado, pero si tuvierais una ojera muy marcada solo tenéis que ir aplicando pequeñas capas de un producto con más pigmento salmón sin abusar para no cargar demasiado la ojera.
 


A continuación pasamos a utilizar nuestro corrector habitual; el mío muy hidratante porque tengo la zona muy seca y no necesito más cobertura. Cuanto más compacta sea la textura más cobertura vamos a obtener. Lo que tendríamos que entrar a valorar es la necesidad de cada ojera, ya que un corrector fluido siempre va a marcar menos líneas.

Si como yo optáis por un corrector fluido, podéis utilizar un pincel de pelo suelto para extenderlo y a continuación difuminar con el calor del dedo. Es muy importante que el corrector se integre bien con la piel, por eso lo pongo justo debajo de donde he puesto precorrector para ir difuminándolo hacia arriba y que no haya un exceso de producto en la misma zona.
Resultado de la ojera corregida e iluminada
En cuanto a correctores, lo ideal es que elijáis el tono exacto a vuestra piel o como mucho un tono menos. Hay miles de texturas y precios para elegir. En cuanto a low cost me encanta la calidad de los correctores de Maybelline o Bourjois. En cuanto a alta gama, Nars y MAC son opciones a tener muy en cuenta.
Espero que el post os haya sido de ayuda. Si necesitáis asesoramiento personalizado o tenéis alguna duda ya sabéis que podéis contactar conmigo por e-mail.
Muchísimos besos y gracias por leer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario