jueves, 8 de diciembre de 2016

Mi experiencia con el pelo fantasía



Pensaréis que se me ha ido la cabeza... y puede que sea así, pero lo cierto es que le tenía muchas ganas al rosa...
Esto es lo que pasa cuando llevas jugando con tu pelo desde los 15 años; que ya todos los cambios te parecen normales y simples porque has pasado prácticamente por todo.
Lo cierto es que esta opción tiene sus pormenores, así que iré paso por paso...





Llevaba semanas recopilando imágenes de chicas con el pelo rosa fantasía y no estaba muy segura de dos puntos: el primero cómo iba a reaccionar mi pelo a ese color, porque lo que tenía claro es que yo no iba a renunciar a la calidad de cabello por decolorar como si no hubiera un mañana (sí, para poner un color fantasía hay que decolorar sí o sí). Entonces me arriesgaba a que el tono no fuera el esperado. El segundo era la forma y la cantidad de color que quería... Melena entera... too much para mí... mechas californianas, mechas finas...

Al final mi conclusión es dejarse guiar por el profesional...
Tenía claro que la melena entera era algo arriesgado para empezar y sabía que no quería efecto raíz. Puse sobre la mesa todo lo que tenía pensado y al final decidimos que lo más acertado eran unas mechas balayage con un barrido de expansión en el último momento. Esta técnica consigue que se vean mechas individuales de medios a puntas en degradación, y que a demás la punta se sature de color en toda la melena.
Por lo tanto pasamos a decolorar y matizar.
El pigmento rosa es el  matiz Piction 3D de Hair Concept en tono magenta; por lo que no es definitivo en el cabello y en el momento que yo decida puedo volver al rubio de unas mechas normales simplemente sin retocar el color y lavando el pelo a menudo (algo que me va a costar porque ya os digo que estos colores enganchan y mucho)
Este matiz trata el pelo a demás de aportar color y lo cierto es que hasta ahora no noto que la calidad de mi pelo haya disminuido; no está más seco ni nada parecido.






Este look no es para clásicas; eso está claro. Es algo que condiciona bastante. No todo va bien llevándolo. Hay que darle mucho rollo a la ropa, jugar con complementos y el maquillaje porque es muy cañero... 
También hay que tener claro que es necesario tener un mantenimiento del color, bien retocando el matiz o bien con productos específicos como mascarillas de color. En esto sí os recomiendo que os documentéis bien antes de comprar cualquier producto porque yo he tenido malas experiencias con algunos que prometen mantener el color fantasía. 
Actualmente estoy utilizando las mascarillas Directions en el tono "carnation pink" para mantener el color. Pigmentan bastante, no contienen amoniaco ni oxidantes, se aplican como una mascarilla habitual y son muy cómodas de usar. 
Os iré informando de nuevos descubrimientos en productos, sin duda. 










¿Os animáis con los colores fantasía? 

¡Advierto que enganchan! 



Besos y gracias por leer. 












No hay comentarios:

Publicar un comentario